Ecología

Nadie puede seguir ignorando que nuestro planeta está sufriendo. Lo amamos y no soportamos seguir envenenándolo, empobreciéndolo, secándolo, y destruyendo todo lo que hace su belleza y vitalidad. Pertenecemos a la tierra, estamos hechos de la misma materia, sin ella no existiríamos. En consecuencia, queremos que nuestra felicidad no dependa de saquearla sino al contrario, que gracias a nosotros pueda fructificar. Cuidar nuestra tierra es cuidarnos a nosotros mismo. La permacultura combinada con el veganismo, a la ecología de las relaciones humanas y no-humanas, a la recuperación de comida y objetos existentes (en oposición a la continua creación repetitiva de nuevos bienes de consumo que por la mayor parte necesitan recursos a base de energías fósiles para ser producidos, distribuidos, destruidos…) disminuye nuestro impacto negativo sobre la tierra, y la transforma incluso en un gran campo benéfico..!

En promedio, un europeo.a emite más de 9 toneladas de CO2 en la atmósfera al año. Nos comprometemos a reducir nuestras emisiones al mínimo, descendiendo a término, abajo de una tonelada al año.